Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 Supersticiones

Don Zodiac Guille 

Se define como superstición a la creencia sobre hechos que podrían ser contradictorios a nuestra fe o religión. Existen fenómemos extraños que escapan a la razón y que forman parte del imaginario de la gente. Algunos de estos fenómenos tienen explicaciones históricas y casi siempre están vinculadas a creencias de otros tiempos. 

El Triunfo del Bien

De este conjunto de códigos culturales y señales supranormales surgen leyendas, cuentos y refranes. Muchos de ellos se mantienen intactos y algunos se fueron modificando a medida que evolucionaron las civilizaciones.

Seguramente Usted escuchó hablar sobre supersticiones que dejan abierto un camino para  mantenerse a prudente distancia de estas creencias y reflexiona: "yo no creo en brujas pero de que las hay...¡las hay!".

Una bruja en plena tarea

 

El   Martes   Trece  

 Gifs Animados de Numeros - Imagenes Animadas de NumerosGifs Animados de Numeros - Imagenes Animadas de Numeros

Los orígenes de considerar el Martes Trece un día de mala suerte tiene distintas vertientes de muy larga data. Por ejemplo: los romanos utilizaban un refrán que decía: "Martes 13, no te cases ni te embarques"  y era para no desairar a Marte, dios de la guerra en sus celebraciones.

Para los romanos, el trece, era una veneración al dios del planeta rojo y no era aconsejable echarse a la mar ni contraer matrimonio. En la actualidad la creencia se refiere a no "embarcarse" en ningún proyecto de cualquier naturaleza.

 

Con el advenimiento del cristianismo el numero trece robustece la superstición. Jesucristo preside la Ultima Cena con sus Doce Apósteles y el hijo de Dios era el Número Trece.

Esta cena fue un día jueves y Jesús fue crucificado al otro día. Así se arraiga la creencia definitivamente que el trece era un día mortuorio y maligno. Es decir que tanto el día martes como el viernes si cae en fecha trece es preludio de desgracias y desdichas.

 

Esta creencia tiene un particular influjo en toda la gente sin diferenciar clases sociales ni niveles intelectuales o culturales. Demos algunos ejemplos: Muchos hoteles de renombre mundial omiten enumerar al decimo tercer piso con el Número Trece y el piso XXIIIª no figura en sus ascensores.

 La mayoría de las empresas aéreas no registran en sus aviones la fila número trece para no intranquilizar a sus usuarios.

 

El gato negro

Gato egipcio

 Los faraones egipcios lo consideraban sagrado. Matar a un gato en aquellas épocas era delito capital y se pagaba con la vida. El "gaticidio" era una ofensa a la diosa Bastet. 

Diosa Bastet

Pero esencialmente el gato fue sagrado por su función social: era el exterminador natural de la plago de ratones que diezmaban los sembradíos. Por lo tanto el pueblo del Antigua Egipto veneraba al gato como una bendición de la diosa Bastet, divinidad que tenía cuerpo de mujer y cabeza de gato.

En la Grecia Clásica le dieron, al gato, un valor real en la cadena alimentaria y, los griegos, trayendo gatos desde Egipto lograron exterminar la plaga de ratones de sus cultivos.

Con el paso de los siglos, el gato cayó en desgracia y en especial a partir del Siglo XII sea cual fuese su raza y estuvieron al borde del exterminio por cuanto las creencias populares relacionaron al gato con el demonio y los brujos. Se aseguraba que las brujas y brujos se transformaban en gatos y eran fieles servidores de Satanás.

Al poco tiempo, estas creencias se instalaron en la Iglesia Católica y el Papa Gregorio Noveno relacionó a los herejes y a los gatos como siervos del demonio. A partir de ese momento los gatos pasaron a ser enemigos del cristianismo y comenzó una persecución terrible.

 Quien tenía un gato era considerado brujo, hereje, siervo del demonio y enemigo de la Santa Madre Iglesia.

Cuando llegó la peste negra, la bubónica, enfermedad trasmitida por las pulgas de las ratas, esta epidemia se cobró casi 28 millones de vidas humanas. A falta de gatos, malos ratos y muchas ratas.

Es probable que si no se hubieran matado más de 4 millones  de gatos, éstos se habrían comido más de 100 millones de ratas al año en la Europa Medieval y en consecuencia la peste  bubónica no habría costado tantas vidas humanas. 

La resposabilidad del clero supersticioso y su intolerante ignorancia agravó la situación epidémica y por esta causa desaparecieron pueblos y comarcas enteras.

 

Durante las celebraciones del Día de Todos los Santos, advenimiento de la versión moderna del Halloween, en Alemania, Francia e Inglaterra, salían a cazar gatos y se pagaban reconpensas.

Los gatos, "animales del demonio", eran quemados vivos en las hogueras junto a sus amos acusados de brujería. La barbarie de la inqusisición clerical no tenía límites.

Durante la historia, la Santa Madre Iglesia es responsable de masacres tras masacres de todo tipo. En tiempos del oscurantismo clerical, tener un gato en casa era prueba de que esa persona era demoníaca y enemiga del clero y así se fue poniendo en práctica la "Santa Inquisición". 

Tribunal de la Inquisición

Algunos refranes sobre gatos: "es un pobre gato o diablo" - "tiene siete vidas, como un gato" "gato con guantes no caza ratones" "te metieron gato por liebre" "siempre cae parado como un gato" "es ágil como un gato" "que no te salga ni se te cruce un gato negro desde la izquierda" "es un pobre pelagatos". 

Recién después del año 1830, los gatos dejaron de ser perseguidos. Los últimos sesgos de la ·santa" y perversa Inquisición se manifestaron en las colonias americanas hasta 1850. Recuerde ésto, el gato fue sagrado para los egipcios y apreciados por griegos y romanos quienes reconocieron al gato como un animal cazador benéfico para la agricultura y acompañó en la mitología grecorromana a las diosas de la cacería Artemisa y Diana según corresponda a Grecia o a Roma.

Actualmente en algunos países asiáticos se crian y engordan gatos para comerciar su carne. Se comenta que un guisado de gatos es deliciosa, pero en Occidente son nuestras  mascotas y muy apreciadas por su cálida compañía. 

Tambien se dice que quienes, en la actualidad, estudian la magia negra (Goecia) utilizan en sus rituales a los gatos. ¡pobres gatos, jamás descansan!

Magia Negra

Sin embargo, con humor, debemos decir que, en la actualidad, hay otros tipos de "gatos", unos con guantes blancos y otros muy mimosos y se advierte sobre ellos que vacían carteras públicas o  las revolean y aconsejan que uno debe cuidarse, según el caso, por diversos motivos sociales.  (Guillermo Capellán)

 

www.saltanoticiassalta.com

 

Visitas

 

Radio